Al aire ahora

Los asistentes a una cremonia religiosa quedaron sorprendidos con la  voz de un hombre que llegó en estado de ebriedad, que insistió que lo dejaran cantar.

Algunos de los asistentes trataron de impedirlo y de sacar la sujeto del recinto religiosos, pero fue tanta su insistencia, que finalmente logró su obejetivo.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios