Al aire ahora

Las manchas en la piel son un problema muy común. Gran parte de la población del mundo las tiene. Las manchas aparecen a causa de la aplicación prolongada de productos como desodorantes, esprays y colonias sobre axilas, codos y cuello.

Para evitar estas manchas hoy le vamos a hablar de dos tratamientos naturales cuya acción en conjunto le ayudarán a terminar de una vez por todas con esas molestas manchas negras. La efectividad de este tratamiento radica en el efecto exfoliador que aporta la sal, y en los minerales que la arcilla natural aporta.

Lo bueno de los tratamientos naturales es que la mayoría de las veces los ingredientes que se requieren para llevar a cabo su realización son muy fáciles de adquirir. Se pueden comprar a precios muy módicos en cualquier supermercado.

Para que pueda aprovechar al máximo la efectividad de este tratamiento puedes empezar a tomar más agua de la que ingieres normalmente. Recuerde que lo mínimo recomendado son dos litros de agua al día para eliminar impurezas.

Ingredientes:

  • 1 cuchara de sal
  • 1 cuchara de bicarbonato
  • 20 ml de aceite de oliva
  • Arcilla natural
  • 2 limones
  • 1 litro de leche sin grasa

Modo de preparación:

Este tratamiento, como comentamos anteriormente se realiza en tres fases. En la primera deberá pasar un trapito mojado en agua caliente por las zonas en que están las manchas. Después ponga su mano en forma de cuenco y vierta la sal, el bicarbonato y el aceite de oliva. Posteriormente esparza esta mezcla sobre las zonas maltratadas.

Para finalizar el tratamiento, mezcla en otro recipiente la arcilla con la leche. Amásala hasta que esté muy blanda, y después colócalo a modo de mascarilla en las zonas dañadas, para repararla.

Debe repetir este tratamiento una vez por lo menos cada quince días. En dos meses sus manchas se habrán aclarado casi hasta desaparecer. No pierda la oportunidad de lucir bien.

Fuente: nichonatural.com

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios