Seguidores del presidente Donald Trump están promoviendo en redes sociales un boicot contra Starbucks, luego de que una simpatizante del mandatario fuera agredida por un barista por vestir una camisera de apoyo al republicano.

“Me sentí realmente triste de que no pueda vestir mi camiseta con nuestro presidente sin que me hagan burla”, expresó Kayla Hart a Fox News.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios