El avión se sacudió durante dos horas en un vuelo entre Australia y Malasia antes de que se registrara una explosión en una de sus turbinas.

“Toda la nave, el avión empezó a vibrar y temblar muy violentamente y tuvimos que darnos la vuelta y regresar”, dijo y añadió “fue literalmente como si estuvieras sentado encima de una lavadora”, dijo uno de los pasajeros.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios