Al aire ahora

En este caso, debemos tomar la penca de sábila y picarla a lo largo, para luego eliminar la savia amarillenta. Solo nos quedaremos con la pulpa que, posteriormente la licuaremos acompañada de una fruta. Entre las frutas preferidas, siempre deben tener prioridad aquellas ricas en vitamina C. Finalmente añadiremos 1 litro de agua y licuaremos todo muy bien.

Para aprovechar mejor sus vitaminas y minerales, podemos incluir la parte externa en el licuado. Tras haberlo licuado, llevaremos la sustancia a la nevera y la tomaremos antes de cada comida. Esto nos protegerá de los ardores estomacales, problemas digestivos, ulceras, etc

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios