Al aire ahora

Receta #1. Mezcla 2 cucharadas de miel y 2 cucharadas de leche. Frota con esta mezcla tu rostro usando un disco de algodón y enjuágate al cabo de 10 minutos. Esta mascarilla humecta bien, llena la piel de vitaminas y aminoácidos esenciales, sube la elasticidad de la piel y ayuda a luchar contra las arrugas.

Receta #2. Mezcla una cucharadita de miel y una cucharada de jugo de aloe. Es una receta universal para nutrir y humectar cualquier tipo de pielSi tu piel es propensa a descamación, puedes agregar a la mascarilla unas gotas de aceite de oliva.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios