Al aire ahora

Los problemas legales persiguen a Kate del Castillo, esta vez por haber dicho que en Televisa, la cadena de televisión mexicana que la vio nacer, se ofrecía a las actrices y publicistas a cambio de que estos compraran espacio publicitario en la empresa.

Esto lo dijo la artista en su documental “Cuando conocí al Chapo”, en el que también reveló que a ella la invitaron a participar pero que se negó porque le pidieron que no llevara a su novio.

Según se sabe, la empresa, que hasta el momento no se ha manifestado al respecto, está analizando la posibilidad de demandar a la actriz en Estados Unidos por difamación y violencia de género.

Luego de que Kate soltara la sopa, diversos medios hablaron de la existencia de un “catálogo” de artistas en el que se encontraban todos los datos de las chicas que trabajan ante las cámaras de esa compañía mexicana y que supuestamente eran ofrecidas a clientes para concretar negocios.

En un programa de radio mexicano, Kate aclaró que “yo no hablé de ningún catálogo, yo solo hable de las comidas de publicistas que es a lo que a mí me invitaban, y cuando me enteré que eran, que eran básicamente de irte a sentar a entretener a los publicistas pues yo dije pues no, porque yo trabajo en esta empresa pero de actriz, ese no es mi trabajo, pero si me invitan a una comida yo voy con mi novio, yo tenía mi novio en ese momento que además no lo sabían, entonces me ofendió muchísimo y cuando me enteré de qué se trataba pues me ofendí aún más, me pareció deplorable”.

 

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios