Al aire ahora

Carolina del Norte, Estados Unidos; 25 de Mayo de 2018.- Existe cierta etapa en la que los niños pequeños no dejan de quitarse los zapatos, por muy monos que sean, siendo una de las principales excusas para conseguir un par nuevo. Sin embargo, dos empleados de una guardería no querían hacerse responsables por la pérdida del calzado de una bebita en Carolina del Norte, por lo que amarraron los zapatos de la pequeña con cinta de enmascarar (masking tape).

Jessica Hayes reportó que su hija, de apenas 17 meses, regresó a casa con los zapatos sujetos al pie con cinta aislante, cuando la madre quitó el improvisado amarre descubrió que éste había provocado marcas y moratones en los tobillos de la pequeña.

Indignada, la madre  subió a redes sociales fotografías de lo sucedido a modo de denuncia, la cual alcanzó un gran número de comentarios, siendo replicada en medios locales. Su publicación acabó motivando que en dicha escuela infantil, dependiente de la Iglesia Baptista, despidiera de modo inmediato a los dos cuidadores.

Hayes aprovechó para recordar a otras madres que estén atentas y que no se queden en silencio si encuentran cualquier tipo de comportamiento, o actitud, inadecuada en aquellos que cuidan de los niños.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios