Al aire ahora

El Juzgado de lo Penal número 1 de Granada ha condenado a 5 años de prisión a Juana Rivas, la madre española que estuvo un mes en paradero desconocido para evitar entregar su hijos a su padre, Francesco Arcuri, acusado de malos tratos y condenado por un delito de lesiones en 2009.

La sentencia, dictada por el juez Manuel Piñar, le impone dos años y medio de cárcel por la sustracción de cada menor; seis años de inhabilitación para ejercer la patria potestad; una indemnización de 30.000 euros por daños morales y material a su expareja y padre de los menores; y el pago de las costas del juicio. Juana Rivas dispone ahora de 10 días para recurrir ante la Audiencia de Granada, y ya ha anunciado que tiene intención de hacerlo.

Esta madre española fue acusada de sustracción de menores cuando en 2016 se llevó a los niños a Granada, en Andalucía (sur de España), de vacaciones, y no regresó a su domicilio, en Italia, con ellos. En lugar de eso, se puso en contacto con el Centro de la Mujer para solicitar asesoramiento y denunciar que estaba siendo víctima de malos tratos por parte de Arcuri, que por entonces era su pareja.

Rivas decidió entonces quedarse en España e interponer una denuncia para obtener la patria potestad de sus hijos y evitar regresar con el hombre al que ella acusaba de ser un maltratador.

Un mes en paradero desconocido

Tras una denuncia de Arcuri por sustracción de menores, la Justicia italiana dio la razón al padre y cursó una orden internacional para que los niños fueran devueltos a Italia.

Sin embargo, Rivas optó por ocultarse para no tener que entregarlos, permaneciendo en paradero desconocido durante un mes hasta que se entregó voluntariamente a la Justicia.

Tras este caso subyacen unos presuntos malos tratos que aún no han sido dilucidados por la Justicia. Arcuri ya fue condenado en 2009 por este delito cuando ambos vivían en España. La denuncia que Juana presentó en 2016 en Granada, sin embargo, debería haber sido remitida a los juzgados italianos, pero permaneció paralizada en los juzgados de esta ciudad durante 14 meses.

Repercusión social y mediática

En España, este caso levantó una gran ola de apoyo a Juana Rivas, que llegó a su punto máximo cuando decidió desaparecer para no entregar a sus hijos a las autoridades. Con el hashtag #Juanaestáenmicasa, muchas personas quisieron solidarizarse con esta madre.

También hubo manifestaciones masivas para mostrar el apoyo público:

Polémica por la decisión judicial

De la misma manera, la sentencia emitida este jueves ha generado la indignación de algunos sectores de la sociedad, que denuncian un sesgo machista o patriarcal en la decisión del tribunal.

Otros muchos usuarios, en cambio, aplauden la sentencia y cuestionan las campañas a favor de Juana Rivas.

Por su parte, algunos políticos han hecho pública su oposición ante lo que consideran una injusticia, llegando incluso a reivindicar el indulto:

https://twitter.com/agarzon/status/1022772142990143488
https://twitter.com/ierrejon/status/1022774260526469120

Desde el Gobierno también se han escuchado algunos pronunciamientos ante la sentencia a Juana Rivas. En concreto, la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, ha declarado que repeta todas las sentencias judiciales “aunque algunas duelan más”.

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, expresó su  confianza en que Juana Rivas “no entre en prisión” y ha explicado que hasta que la sentencia sea firme, “no se puede solicitar un indulto”.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios