Al aire ahora

En la ciudad japonesa de Iga (100.000 habitantes), el festival Iga Ueno Ninja Festa atrae cada año a miles de turistas deseosos de observar los espectáculos de los tradicionales ‘shinobi’. Al respecto, un aviso publicitario hizo mención a la escasez de ninjas y al buen pago que recibirían quienes fuesen contratados.

A partir de ese momento, las autoridades locales comenzaron a recibir decenas de solicitudes de más de 20 países. Sin embargo, todo se trató de un error, publicó la agencia Reuters.

La confusión comenzó cuando un programa de la National Public Radio, de EE.UU., promocionó el festival y advirtió sobre la escasez de ninjas en Iga y la intención de conseguir personas dispuesta a interpretarlos durante el encuentro turístico.

El interés de los postulantes residía en que, según el anuncio radial, quienes fuesen contratados podrían recibir un sueldo de entre 23.000 y 85.000 dólares.

La respuesta no tardó en llegar y el encargado de aclarar la situación fue un funcionario de turismo de Iga, Motoyoshi Shimai, quien aseguró que la información difundida “está mal, todo está mal”, a la vez que señaló que durante la promoción no hablaron “de dinero”.

En total, a Iga llegaron 115 solicitudes, provenientes de 23 países, incluido el propio Japón, de quienes pretendían interpretar a los ninjas en el festival. Todas ellas fueron rechazadas. “La mayoría preguntaba si realmente estábamos contratando”, contó Shimai, quien agregó que otros les “rogaron” que les dieran trabajo. “Algunos tenían mucha confianza en su cuerpo y en su fuerza”, concluyó.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios