Al aire ahora

Un equipo de científicos franceses del Instituto Femto-ST han construido un ‘nanobungalow’, una casa tan pequeña que solo puede verse con un microscopio. La construcción de esta ‘microcasa’, ubicada en una parcela de 300 por 300 micrómetros, responde a su intención de demostrar las capacidades de un nuevo sistema nanorobótico llamado μRobotex.

La casa solo mide 20 micrómetros de largo, un tamaño que ni siquiera permitiría la entrada de un ácaro, y que es aproximadamente la mitad del grosor de un cabello humano.

Para construir la casa se utilizaron láminas de sílice, una pistola de iones controlada robóticamente y un sistema de inyección de gas, todo en el interior de una gran cámara de vacío.

“El haz de iones enfocado se usa como unas tijeras para cortar o marcar el ‘papel’ de la membrana de sílice de la casa”, explica en un comunicado el Instituto Americano de Física.

Llama la atención el esmero estético con el que han construido la casa, que cuenta con un tejado con tejas, cuatro paredes y siete ventanas, además de una pequeña chimenea.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios