Al aire ahora

Tao, un domador de reptiles tailandés, realizaba el domingo por la tarde uno de sus tantos trucos en el zoológico de Phokkathara, en Chiang Rai, al norte del país. Cientos de personas observaban cómo inmovilizaba a un cocodrilo.

Ante las maniobras del hombre de 45 años, el animal quedó completamente inmóvil con la boca abierta. A su lado, a pocos metros, otro reptil estaba de la misma forma, mientras un asistente de Tao observaba la performance del domador.

Éste inmediatamente miró al público y pidió al locutor que detuviera la música.

Metió su brazo izquierdo en la boca del reptil, y dio un par de indicaciones. Cuando se disponía a meter su cabeza, el cocodrilo cerró su boca y retuvo el brazo del domador durante unos segundos.

Las impactantes imágenes fueron capturadas por los espectadores, que quedaron horrorizados por lo que vieron.

Tao forcejeó con el animal hasta que logró soltarse, mientras la sangre de su brazo se podía ver reflejada en el piso blanco.

Rápidamente se retiró, mientras su asistente continuó con el show.

Dong Wittawat, dueño del parque de cocodrilos, dijo este lunes que Tao se encuentra “bien”, y detalló que tras el ataque “fue asistido con vendaje”, consigna Daily Mail.

Pese a lo sucedido, aseguró que el domador ama a los cocodrilos y que en las próximas dos semanas volverá a su trabajo.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios