Al aire ahora

Un edificio de seis pisos estaba a punto de ser demolido en la ciudad china de Shangrao, al sudeste de China, pero algo no salió como se esperaba. Cuando la construcción se desplomó, esta cayó sobre una excavadora en la que había un obrero en su interior, que logró salvar su vida de milagro.

El hecho ocurrió este domingo 29, cuando el trabajador monitoreaba el proceso de demolición de la estructura, que, de acuerdo con las previsiones, debía derrumbarse en una dirección, pero lo hizo en la contraria.

De inmediato, se generó una densa nube de polvo que debió disiparse para que los compañeros se pudieran acercarse hasta la excavadora, donde encontraron con vida al operario, aunque con graves heridas, publicó CGTN.

Según se indicó, el brazo de la máquina fue lo que protegió al hombre y evitó que muriese aplastado por el inmueble, que quedó reducido a un cúmulo de escombros.

 

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios