Al aire ahora

Los habitantes de una exclusiva urbanización de Culiacán (Sinaloa), se niegan a tener como vecino al exfutbolista Diego Armando Maradona, quien ya vive sus primeras polémicas en México tras ser contratado como entrenador del equipo Dorados.

De acuerdo con medios mexicanos, los vecinos de La Primavera impidieron el paso de dos camiones que buscaban amueblar la residencia preparada para recibir al polémico ídolo argentino, según El Universal.

Entre las condiciones que puso Maradona, para dirigir a los Dorados de Culiacán, fue que su casa tuviera las mismas comodidades que las que tenía en Dubái.

Pero los habitantes de una de las más lujosas urbanizaciones del norte de México no vieron con buenos ojos la llegada de Maradona, ante los temores de que los escándalos que lo han acompañado rompan la tranquilidad de la zona.

La Primavera cuenta con su propio consejo de administración y pide una serie de requisitos para garantizar la honorabilidad de sus residentes, por lo cual, dicho consejo es el responsable de aprobar o no la llegada de nuevos inquilinos.

De momento Maradona se hospeda en el Hotel Lucerna y es acompañado de manera permanente por un guardaespaldas.

Las primeras polémicas

Días antes, Maradona dio de qué hablar por el trato que dio a un aficionado que intentó fotografiarse con el astro mientras caminaba por el aeropuerto. En este contexto, el argentino lo rechazó de manera poco cordial.

A su llegada a Sinaloa, Maradona también habló de política. Felicitó al presidente electo Andrés Manuel López Obrador e hizo un llamado a luchar contra el imperialismo.

“Le mando un gran saludo al pueblo mexicano, y a su nuevo presidente, Andrés Manuel López Obrador, quien sin dudas trabajará para darle felicidad a su gente. Latinoamérica debe estar unida, y en paz, contra el imperialismo, que todos los días despliega sus armas para quedarse con todo, a costa del hambre de la gente”, dijo Maradona en su cuenta de Instagram.

Una declaración que provocó reacciones entre algunos analistas deportivos como David Faitelson.

“Maradona está ya en Culiacán. Y esperamos que hable de fútbol y solo de fútbol. De nuestros asuntos políticos, gracias, pero nos encargamos los mexicanos”, declaró el comentarista.

En el plano deportivo, Maradona dijo que no sería fácil, pero confió en armar un equipo “de 10”.

“Nosotros tenemos fuerza y coraje para jugar en un estadio de futbol con gente, podemos ser ganadores. El ’10’ es el número más lindo que existe en la Tierra, nosotros con el ’10’ en el campo vamos a hacer ’10’ como equipo”, destacó el nuevo estratega de Dorados.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios