Al aire ahora

Ebony Lavonne Smith, una mujer que trabajaba para el servicio postal de Estados Unidos, admitió haber robado más de 6.000 tarjetas de regalo con dinero en efectivo y cheques en la ciudad de Wauwatosa (Wisconsin). Según medios locales, Smith, de 20 años, lo hizo porque necesitaba pagar cuentas y cuidar a sus cuatro hijos.

La ausencia de la correspondencia fue notificada por los residentes a mediados del año pasado. El Servicio de Inspección Postal de EE.UU. detectó que los códigos postales afectados habían sido asignados a la joven, pero no pudieron ligarla a los hechos de inmediato.

El pasado enero, los inspectores estaban decididos a atrapar al ladrón y colocaron un transmisor en una tarjeta de felicitación con 20 dólares para entregar en esa ciudad. Si la encomienda era abierta antes de tiempo, el sobre enviaría una señal a los agentes.

Smith también fue puesta bajo vigilancia y un supervisor suyo la vio tomando correspondencia asignada a otras personas y poniéndola en su bandeja de entrega. Poco después, al momento de las entregas, el transmisor se activó. Tras su captura se encontró el dinero dentro de su bolso y otras 54 tarjetas más.

En julio una empresa de desguace de autos encontró en un coche que había pertenecido a Smith 6.625 sobres de tarjetas de felicitación, 540 cheques personales y otros 45 sobres sin abrir. Este mes la acusada llegó a un acuerdo luego de admitir su culpabilidad, y próximamente será sentenciada, aunque se desconoce si devolvió el dinero y las cartas a sus destinatarios.

 

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios