Al aire ahora

Un médico malasio, de 25 años, que ha donado recientemente una parte de su hígado a su exmaestra de primaria en la escuela de la ciudad de Kuantan, ha contado que de niño la “odiaba”, informa Asia One.

Según Jerome Chin, la mujer era demasiado dura con él. “Llevaba su palo por todas partes” y lo “castigaba” muy a menudo, recordó Jerome Chin, quien admitió que años más tarde cambió de opinión. “Odiaba a los maestros que me golpearon, pero cuando terminé la escuela, empecé a valorar a los que me prestaron atención”, señaló.

Por lo tanto, cuando Krystal Teh, hija de Leong Fong Peng y amiga de Chin, le contó que su madre necesitaba un trasplante de hígado y los donantes potenciales resultaron ser incompatibles, el joven decidió ayudar a su exmaestra. A principios de septiembre, en el Hospital de la Universidad Nacional en Singapur, hicieron la cirugía de trasplante del 67% de su hígado. No obstante, Chin opina que no hizo nada extraordinario. “Solo fue la persona adecuada en el lugar y el momento correctos”, precisó.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios