Al aire ahora

Una familia de la ciudad de Holladay (Utah, EE.UU.) busca recuperar unos ahorros de 1.060 dólares que su hijo de dos años metió en una trituradora de papeles que tienen en su casa, informan medios locales.

El pequeño Leo, que estaba familiarizado con la trituradora porque había ayudado a sus padres a deshacerse de documentos innecesarios, destruyó por su cuenta un sobre en el que la pareja guardaba el dinero con el que iban a pagar el abono de temporada del equipo de fútbol americano de la Universidad de Utah.

Ahora la familia busca recuperar el dinero y acudió con ese fin a una oficina estatal que trata casos de este tipo. Allí les explicaron que tienen que poner los fragmentos de los billetes en una pequeña bolsa de plástico con cierre y enviarlos por correo a una oficina en Washington. Después de eso, deberán de esperar uno o dos años hasta que les devuelvan el dinero.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios