Tu ubicación es El Valle. Cambiala Aquí

Con más de 170 años de historia, la famosa escenificación de la Pasión de Cristo que se realiza cada viernes santo en Iztapalapa, Ciudad de México no sólo es la representación de un pasaje histórico de la Biblia, sino un evento singular y diferente.

Y para poder participar en él, hay que llenar una serie de curiosos requisitos, pues la cantidad de gente que participa es impresionante, entre el elenco principal y extras.

Para ser partícipe del viacrusis  debes pertenecer a alguno de los 8 barrios de Iztapalapa, (San Lucas, San Pablo, San Pedro, San José, Asunción, Santa Bárbara, San Ignacio y San Miguel), sino pasas este filtro, olvídate.

Obviamente ser creyente y devoto de la religión católica, una voz fuerte, gusto por actuar frente a miles de personas y tener claro que los gastos correrán por su cuenta, hasta aquí todo normal.

Sin embargo, ser el aclamado Cristo de Iztapalapa es un reto mayor, pues es considerado como un honor divino.

Para empezar, debes ser bien parecido, no tendrás que tener hijos ni ningún compromiso, ser alto (mínimo 1.75 m), tener buena salud y excelente condición, ya saben, por aquello de cargar la cruz. Además de no tener algún vicio sin tatuajes y perforaciones.

Sin embargo, esto no fue respetado por Erick Eduardo Guzmán, quien obtuvo el papel este año para ser el siguiente Jesús, pues se descubrió que sí estaba casado y fue la misma esposa que lo delató ante el Comité Organizador de la Semana Santa.

En su lugar quedó Eder Omar Arreola, de 27 años, al que investigaron detalladamente y si logró cumplir con los requisitos.

Este año se realizó la 174 representación de la Pasión de Cristo, a la cual asistieron alrededor de 2 millones de personas, de acuerdo con la jefa delegacional, Dione Anguiano Flores.

 

 

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora