Al aire ahora

Tu ubicación es El Valle. Cambiala Aquí

Un hombre casi ve perecer en las fauces de un cocodrilo sus planes de proponer matrimonio a su novia en Melbourne, Australia. Michael Beltrami quiso sorprender a Katie Johnston con el anillo en un ambiente lleno de adrenalina, pero fue él quien se llevó la sorpresa.

La aventura ocurrió en abril en Darwin’s Crocosaurus Cove, un estanque con dos enormes cocodrilos en el que los visitantes pueden sumergirse mediante la ‘jaula de la muerte’, un cilindro transparente que brinda protección mientras se observa a esos reptiles de cerca.

El australiano de 33 años se sumergió con su pareja, de 28, y esperaba el momento adecuado para arrodillarse frente a ella en la jaula subacuática y mostrarle el obsequio, que había amarrado discretamente en uno de sus bolsillos. Según relató, todo fue bien hasta el momento en que introdujo su mano en busca del anillo… y no lo encontró.

“Lo tenía amarrado con un nudo corredizo, que debió haberse aflojado porque recuerdo haber mirado hacia arriba y haber visto el trozo de cuerda flotando en el agua”, indicó Beltrami a Daily Mail. “Naturalmente, entré en pánico, pero el anillo todavía estaba allí”, agregó.

El aventurero contó que de inmediato colocó el anillo en su propio dedo meñique hasta el momento en que decidió pedirle matrimonio a Katie, que de inmediato aceptó la propuesta. Aparte de esos segundos de angustia, Beltrami no tuvo más problemas, con excepción de haberse encontrado en el agua con dos cocodrilos gigantes.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora